OANNES PRENSA
España - Los insectos piden paso en el mercado agroalimentario español y europeo
11 de Enero del 2018


    
La nueva reglamentación de la Unión Europea facilita la producción y comercialización de productos que hasta ahora eran más que exóticos

Los insectos piden paso en el mercado agroalimentario español y europeo

La razones culturales siguen influyendo en el consumo de productos como los basados en insectos comestibles

JUAN JAVIER RÍOS / EFE
10/01/2018

Barritas energéticas con harina de grillo o alimentos para mascotas o ganado a partir de insectos dejarán en breve de ser un dato exótico para convertirse en práctica habitual, dado el interés comercial y empresarial creciente tras la aprobación de su uso por la Unión Europea.

Queda un mes para que salgan al mercado las primeras barritas elaboradas en España con harina de grillo y sabor a chocolate, chocolate con naranja y caramelo; una apuesta de la empresa "Insectfit", con sede en la incubadora valenciana "Lanzadera", y al frente de la cual están los alicantinos Gabriel Vicedo y Alberto Mas.

Vicedo señala a EFE que esto ha sido posible gracias a la entrada en vigor, el pasado 1 de enero, de la nueva regulación de la Unión Europea (UE) para la autorización de nuevos alimentos como insectos, hongos o productos elaborados con nuevas técnicas.

Con este aval normativo, "Insectfit" está en condiciones de sacar una primera partida de 10.000 barritas en las próximas semanas, que podrán adquirir a través de la página web de la empresa.

La riqueza nutricional del grillo, unido a la experiencia que hay en otros países con este insecto, los animaron a decantarse por este ortóptero.

Venta de insectos en una de las paradas del Mercat de la Boqueria, en Barcelona
Venta de insectos en una de las paradas del Mercat de la Boqueria, en Barcelona (Pedro Madueño)
No tienen aún granja propia para criarlos, por lo que la harina la importan de países como Tailandia y la fabricación de la barrita se realiza en Sevilla, pero el fin último de "Insectfit" es controlar toda la cadena de producción.

Según explican, las barritas son sólo el inicio porque también han fabricado galletas, bizcochos e incluso crepes, y la aceptación "ha sido buena" entre los que las han degustado.

Las granjas de insectos son, por tanto, otro de los negocios que se generan al calor de esta tendencia; ya hay algunas experiencias piloto, como es el caso de la empresa de base tecnológica "Bioflytech", especializada en dípteros y mosca soldado negra, aunque sus fines no son la alimentación humana, sino animal.

Y es que el uso de insectos para alimentación animal sí está más avanzado en la Unión Europea, porque Bruselas ya permitió hace algunos años el uso de harina de insectos para piensos de mascotas y el 1 de junio pasado, dio luz verde para su aplicación en acuicultura.

Además, se prevé que en 2019 permita incluirlas en las fórmulas de piensos para el engorde de pollos, según asegura a Efeagro la CEO de "Bioflytech", Karen Alonso.

Esta empresa, adherida a la Universidad de Alicante, produce harina de biomasa larvaria destinada a mascotas y acuicultura.

Defiende la apuesta por los insectos como fuente de alimentación y cree que es una línea de sostenibilidad y economía circular, dado que las larvas de las moscas se alimentan de todo tipo de co-productos agrícolas, asimilando sus nutrientes.

La venta de insectos comestibles estaba hasta ahora limitada a establecimientos muy especializados
La venta de insectos comestibles estaba hasta ahora limitada a establecimientos muy especializados (Pedro Madueño)
En este campo tienen mucho que decir los fabricantes de piensos compuestos, que son partidarios de usar los insectos como materia prima, según el director general de la Confederación de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac), Jorge de Saja.

De Saja apunta que "siempre" han visto bien este recurso porque hay déficit de proteína destinada a alimentación animal, mientras que la fabricación de piensos sigue creciendo.

Aún así, remarca que antes de incorporarlo como ingrediente en los piensos compuestos es necesario un estudio nutricional para determinar qué especies lo toleran en su proceso digestivo.

Algunas, como las avícolas, no tendrán problema porque ya se alimentan por sí solas de insectos en el campo.

De Saja "no tiene duda" de que los fabricantes españoles de pienso "estarán perfectamente preparados" para incorporar las harinas de insecto a sus formulaciones en el futuro.

La internacionalización de los insectos como fuente de alimentación abre nuevas posibilidades para responder a la demanda de una población mundial creciente y para alimentar al ganado con un producto que además no entiende de temporalidad o cosechas. EFE


 
COMENTARIOS
Imagen Participante
ONG - OANNES
© Portal Oannes "Señor de las Olas" Ver 4.0.1, Derechos Reservados de Ong - Oannes,
Foro Hispano Americano de Intercambio de Información sobre Temas de Mar.
Agosto 2011, Lima - Perú.