Los viejos del mar y sus nuevos salmos

Autor: Francisco J. Miranda Avalos, Presidente de la J. Directiva de la ONG Oannes

domingo 23 de junio de 2019

Los viejos del mar y sus nuevos salmos

Aunque me apasiona la lectura y escribo compulsivamente por catarsis; no soy un crítico literario ni mucho menos. Las pocas artes literarias que me acompañan, han servido para publicar algunos cuentos en Amazon.com, editoriales bastante leídas sobre temas del mar, informes técnicos y cartas profesionales. Digamos que no hemos profundizado en la creación literaria como quisiéramos y por ello no dejamos de admirar y por supuesto leer a quienes escriben y se arriesgan a publicar un libro en papel.


Pienso que el libro físico, jamás superara una Tablet o una PC para leer cómodamente una historia, en tu cama, en tu sofá, en el balcón, en una playa o por que no; en el baño.


La editorial Arcadia de Lima, nos trae una nueva publicación, de dos entrañables y viejos amigos, hecha casi al alimón, con relatos cargados de emoción y recuerdos, que con el tiempo merecen ser contados a través de cuentos que conjugan, la magia de la realidad, con una sólida fantasía.


Juan Carlos Mustiga Benites y Luis Alcázar Lizárraga, comenzaron a practicar la pesca submarina a pulmón hace muchos años, en la década del 70, cuando los equipos de buceo no eran accesibles fácilmente, por la prohibición de importaciones. Sin embargo en 1975, se realizó un Campeonato Mundial de Pesca Submarina, en Paracas Pisco, el primer campeonato mundial de esta disciplina regentada por la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS), que sin duda marco un hito en la memoria de toda una generación de pescadores a pulmón, a la que Juan Carlos, Lucho y yo pertenecemos, junto con muchos otros distinguidos deportistas pulmoneros.


En aquel entonces…como en la enunciación de un salmo, los plomos se derretían con un Primus  en una sartén, para verterlos en moldes de ladrillo, los jebes o gomas de los fusiles se hacían de tiras de caucho o mangueras quirúrgicas elásticas desechadas, algunos fusiles tenían incluso maderos y sistemas de disparo muy artesanales, las flechas se hacían de varilla de resorte de las maleteras de los carros antiguos. Un acero alta torsión, pesado y elástico hasta un límite. Los trajes de isotérmicos de neopreno, no eran muy elásticos, pero abrigaban y permitían una mayor permanencia de los buzos en las aguas frías. Aquí en el Perú, muchos aficionados a este extraño reporte tribal, eran más artesanos que buzos y más curiosos que cazadores, pero sobre todo amigos entrañables, compañeros de aventuras compartiendo extraordinarias vivencias.


Juan Carlos es ya un profesional de la literatura, este es su octavo libro. Y ya ha escrito anteriormente respecto a la vida de los pescadores submarinos a pulmón, “Cuadernos Submarinos” es un libro dedicado exclusivamente a rescatar la historia de los primeros pescadores submarinos a pulmón del país. Su primer libro “A Pulmón”, anunciaba un marcada tendencia a relatarnos su vivencias más queridas bajo el mar.


Luis Alcázar, por contrario es nuevo en la literatura, pero sanado de una dolencia que casi le impide seguir buceando, desarrolla en esta nueva etapa de su vida, la incontenible necesidad de contar sus historias, con una narrativa limpia, sencilla pero al mismo tiempo atrevida. Tanto así que muchas de las fotografías que acompañan a los “Los nuevos salmos”, son suyas y con sus viejos amigos del mar.


Hay un dosier adicional que es una verdadera joya, envuelta en cautivantes historias, se trata de la “Tabla de records” del Club Rascaplayas, el club vigente más antiguo de la pesca submarina en el Perú. Es de 1963. En él están registradas en fotografía, talla, peso, fecha y lugar, las especies que capturaron los diferentes buzos del club.


Es un documento inédito, donado a los autores por Enrique Gallia, actual presidente del Club Rascaplayas y uno de los buzos deportistas a pulmón más reconocidos del Perú. Podemos ver en el documento, por ejemplo, capturas de meros murique en las Islas Chincha, peje blancos en Huarmey, cojinovas en Pucusana y corvinas en Santa María del Mar. Lugares donde hoy no es común ver estas especies típicas del borde costero peruano.


Este nuevo libro de Mustiga y Alcazar, “Nuevos Salmos, los viejos y el mar”, enriquece la literatura nacional, marcando las posiciones en este género marino, poco explorado por literatos nacionales. Vale la pena leerlo…hay que leerlo.