Andres Perona, pionero y promotor de la fotografía submarina a pulmón en el Perú

Autor: Juan Carlos Mustiga Benites, Buzo y escritor.

lunes 26 de agosto de 2019

Andres Perona, pionero y promotor de la fotografía submarina a pulmón en el Perú

Conocí a Andrés por los albores de 1975, en Pisco, en el puerto de Punta Pejerrey, a bordo del buque de desembarco BAP “Guardián Ríos”. Algunos de los viejos amigos, entre ellos Rodolfo Tassara, nuestro querido “Mono”, nos lo presentó. Con ustedes “La Bruja”, nos dijo “Mono”, la verdadera bruja “Cacle Cacle”.



Las risotadas no se hicieron esperar, las risotadas y el cariño y la camaradería entrañable entre nosotros y que aún pervive entre los supervivientes de aquel entonces y aquellos que también sobreviven en nuestra memoria y nos hacen la vida más llevadera con sus anécdotas, el recuerdo de aquellas anécdotas y también con sus peculiares destrezas y conocimientos.



Como bien recordó algún día Francisco Miranda, o quizás lo haya hecho en algún escrito, en aquel entonces nos fabricábamos todo: arpones, cuchillos, cinturones de plomos, boyas, ganchos y cuanto adminículo nos sirviese para perseguir e inquietar a los peces y a los pulpos en sus guaridas, la pesca submarina a pulmón era un deporte de fin de semana practicado por un selecto grupo de buceadores, que además eran grandes amantes de la gastronomía marina.



El “Mono” Rodolfo Tassara era una fábrica de artículos para el deporte, y Andrés (Cacle Cacle), la sucursal o el taller de las piezas más finas: trabas de pesca con cables de acero ocultos y pivotando en el remache del doblez de la platina de acero, destrabadores de flechas incrustadas en la roca, cuchillos para seguridad en el mar y para caminar tranquilo en Tambo de Mora, el puerto de su natal e histórica Chincha, a dónde hace relativamente poco recibió una distinción honorífica por parte del municipio y el gobierno de la querida y noble ciudad como deportista distinguido en la disciplina de la caza submarina. 


Pero el amor por la caza y el mundo submarino, dieron un vuelco un día por registrar de manera imperecedera aquellas imágenes que lo nutrían a través de su visor para poder compartirlas con nosotros y, sobre todo, con aquellos que no habían traspasado jamás esa misteriosa frontera y Andrés se hizo fotógrafo submarino, porque en tierra ya lo era.


Pionero y promotor en el Perú de la fotografía submarina a pulmón, nos traía, a la aburrida urbe del trabajo, el solaz y la belleza de aquellas imágenes que la rutina y las responsabilidades no nos permitía disfrutar: chinos, pintadillas, cherlos, semáforos, loros, chitas, pejepiedras, pejediablos, urticantes actinias y sensuales anémonas eran y son aún capturadas por su lente. Mostradas a nosotros con modestia, supieron ocupar su espacio en silencio y se convirtieron en codiciados objetos de arte hasta el día de hoy.
 

Andrés además, dono varias de sus fotografías a la ONG Oannes, presidida por Francisco, para que fuesen usadas en sus publicaciones promocionales, páginas web y demás redes en internet. Durante muchos años, las únicas fotografías submarinas que la red de Oannes público, pertenecían a Andrés.

Existen articulos previos (http://www.oannes.org.pe/seminario/dtPeronaFotoSubmarina.html) y una pequeña entrevista que esta hoy publicada en el canal de Oannes en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=nx9qlIRdr-w


Sus maravillosas fotos, entre ellas "Pintadillas mil" (La mas popular) nos ayudaron generosas a ilustrar libros y trabajos técnicos y hoy se exhiben en hoteles y colecciones privadas. La “Bruja” logró hechizarnos y no queremos el antídoto para liberarnos de aquel encanto que desde hace más de cuarenta años nos prodiga con su arte.



Maestro Andrés Perona Miguel de Priego, “Chapeau”, como dirían los franceses; nos quitamos el sombrero con respeto y admiración. Un honor saberlo nuestro amigo y compañero; más aún que continué propiciando aquellos espacios entrañables entre el arte, la comunicación, el deporte y nuestra imperecedera amistad.



Hoy la ONG Oannes después de muchos años, y gracias a sus patrocinadores, puede promover la fotografía submarina a pulmón en el Perú, y ha logrado junto con otras organizaciones realizar 6 campeonatos de esa disciplina, anunciando que muy pronto publicara su tercer libro, uno dedicado específicamente a la fotografía submarina a pulmón y los 6 campeonatos realizados hasta hoy.


Esta breve nota es nuestro homenaje en vida para usted, hermano del mar, que con su esfuerzo, buena voluntad y generosidad, hace patria e historia.